Una enfermedad de todos.

Un predicador argentino del siglo pasado creo un termino para referirse a  una actividad humana que mas que actividad,  es una enfermedad cronica que nos agovia  desde siempre. Me refiero a la Queja. El la llamo”Quejabanza” y era a todo lo contrario al termino Alabanza. Que es alabar?..Segun la Academia de la Lengua Espanola es “Elogiar, celebrar con palabras”. Alguien dijo, “la Belleza esta en los ojos del que la admira”….En otras palabras, la belleza solo la puede ver aquel que tiene el ojo entrenado para descubrirla dondequiera que esta se esconda. Se capta que es asunto de entrenamiento, de educacion, de poner empeno. De igual  manera, para practicar la Alabanza tenemos que entrenarnos en ver lo bueno, lo amable, lo positivo de modo  que podamos pronunciar un elogio  o celebrar con palabras una accion, un estado, o una situacion.
Y que de la Queja?. Todos nos quejamos de algo en cualquier momento. La definicion de Queja segun la RAE es “resentimiento o desazon,. Expresion de dolor, pena o sentimiento”
De que nos quejamos?, pues, practicamente de todo y lo peor  es que  nos quejamos casi en todo momento. Quiza me diras, Yo no.  Entonces espero que no te quejes de  ser el unico que no lo haga. Esta bien, nos quejamos de nuestra apariencia, por ser muy altos, o por ser muy chaparros, otros, porque son termino medio, se quejan los flacos de su flaquza, los gordos de su sobrepeso y los que estan bien, de no tener ese problema, los blancos, porque muy blancos y los negros no aprecian su color. Los calvos de no tener que peinar y los que tienen pelo, del tiempo que les toma arreglarlo y tenerlo limpio, los que fueron muy amados se quejan de haber sido echados a perder y los que no recibieron carino de su inestabilidad emocional, los que nacieron ricos,  porque no tuvieron a sus padres con ellos (ellos acumulaban fortuna para sus hijos) y los pobres,  de tenerlos mucho tiempo, unos se quejan de las muchas oportunidades de las cuales no saben cual escoger, otros de no ver alguna en el horizonte. Unos se quejan de ser muy atractivos y por ello ceder a tentaciones y otros por no ser atractivos y tener que ingeniarselas para tener alguna. Unos se quejan de ser muy inteligentes y de aburrirse en la escuela y otros de pasar mucho tiempo en la escuela por no poder aprender, Nos quejamos del calor sofocante que nos hace huir a alguna playa o nos quejamos del frio que nos encierra en nuestro “hogar, dulce hogar”, nos quejamos del viento que nos trae nuevo oxigeno y nos quejamos de la poca brisa en verano, lloramos cuando no cae la lluvia que abarata los alimentos pero nos quejamos del dia gris sin sol y de mojarnos. Nos quejamos de el conyuge indiferente y nos agobia el conyuge muy carinoso,  Nos quejamos si pasa mucho tiempo en casa o si casi no le vemos. Si tenemos mucho, se nos quita el sueno y si no tenemos no podemos dormir pensando en el manana.
Podria seguir la lista de quejas hasta la eternidad. Tu te quejarias de lo largo de este articulo y yo me quejaria de tu queja. Asi que para no seguir y dar chance a la queja, reflexionemos en lo pobre, triste infructuoso y deprimente que es. Una santo de la Iglesia dijo: “Tenemos mucho que agradecer y  poco que pedir”. Cuando leemos la Biblia y encontramos que no merecemos absolutamente ninguna bendicion de Dios, absolutamente “Ninguna” y que lo que recibimos lo recibimos de “Gracia” y por “Gracia” debieramos aprender a ver la vida con otros ojos.  Merecemos condenacion y muerte, sin  embargo, por la efectiva obra de Jesus en la cruz del Calvario y a traves de la  sabiduria y compasion de Dios el Padre,  recibimos lo que “Jesus merecia” a  cambio de que “El recibiera lo que nosotros mereciamos” Libres de condenacion eterna, cualquier circunstancia por imposible de sufrir no es nada con la que nos esperaba y suficiente razon para ver la vida con ojos de inmensa gratitud. Desde esta perspectiva, no hay queja que valga, solo Alabanza. Solo “elogios y alabar con palabras” (como dice la RAE) a Jesucristo nuestro Salvador, por medio de quien hemos recibido toda bendicion.
“Si tu ojo esta sano, todo tu cuerpo esta sano” dijo Jesus, es decir, si tu ojo aprende a ver enmedio de cualquier circunstancia “Todo lo bueno, todo lo que es de buen nombre, todo lo digno de alabanza” (como nos instruyo San Pablo)  la Queja se morira al no encontrar fuente de alimentacion y la Alabanza en tu vida la sustituira porque veras la belleza dondequiera que pongas tus ojos, aun en las peores circunstancias.
Conozco personas (y quiero imitarlas) que siempre ven lo bueno en los demas, en las cosas y en las circunstancias. Se han entrenado en hallar lo bueno por escazo que esto este. Como detectores de metal, encuentran lo digno de alabar aunque este muy escondido en la arena. Y estas personas bendicen, y son admiradas, y cualquiera quiere tenerlas cerca porque son fuentes de agua viva que salta para vida eterna. Te quejaras o alabaras?…..Observate y te sorprenderas.