DISFRUTALO MIENTRAS PUEDAS.

Disfrútalo mientras puedas

Cuando oí por primera vez esta expresión de labios de una persona de edad avanzada, dude entre definirla como efecto de cierto sarcasmo hacia la vida o de una gota de sabiduría que el tiempo ensena. Decidí un día prestarle atención al asunto y tratar de encontrarle su básico significado y me encontré con una perla de inmenso valor para mi vida.
Una parte del verso bíblico del libro de los Salmos sobresalió en mi mente, “Joven fui y he envejecido”, indudablemente David miraba su vida por el espejo retrovisor y se veía en una etapa completamente diferente a la anterior. La juventud, con su fuerza, energía, vigor, entusiasmo, curiosidad, prepotencia, vanidad, y locura, contra la perdida de brillo,
fortaleza, salud, reacción, memoria, entusiasmo y belleza.

608-03470653 © Masterfile Royalty-Free Model Release: No Property Release: No A cartoon style drawing of a young man with bilging muscles

Lo dice el proverbista, la gloria de los jóvenes es su fuerza, la gloria de los viejos es su vejez. Nada terreno dura para siempre. El proceso es irreversible. Fuimos y somos. Lo que viene no nos pertenece porque no ha llegado y quien sabe si llegara. El hecho es que todo pasa. Vista la expresión desde ese ángulo surge la importancia de prestarle atención. Disfrútalo mientras puedes, disfrútalo mientras dura, disfrútalo antes que se ausente, saca provecho del ahora, saborea lo que tienes, cuida lo que hoy posees.
Y dice el Eclesiastés, “antes que vengan los malos días y lleguen los anos en los cuales digas, No tengo en ellos contentamiento” .
Puedes correr?, Hazlo. Puedes leer?, lee. Puedes ayudar?, ayuda. Puedes compartir?, comparte. Tienes hoy a quien amar?, ámale. Tienes a quien servir?, sírvele, Puedes cantar?, canta. Puedes comer? , come, Puedes dormir bien?, duerme. Puedes abrazar?, abraza.
En otras palabras, vivamos conscientes de que estamos vivos y que mientras lo estamos debemos sacar provecho del instante. No precisamente porque andemos pensando que podríamos morir hoy, aunque esto no es descartable sino porque quizá después no estaremos en capacidad de hacerlo y lamentaremos el no haberlo hecho ni disfrutado.

OLDMAN
Después de vivir una vida con salud promedio, me sobrevenido una crisis de salud de la
que aun no me he recuperado. Hoy no puedo tocar esa amada guitarra que empecé a tocar siendo adolescente. Y la miro y siento que ella me observa y me añora tanto como yo a ella; pero la disfrute al extremo. Con ella pendiente de mi cuello alabe a mi Salvador por muchos países, compartí con infinidad de hermanos, cante con ella en mi soledad, con ella alegre reuniones y con ella conduje almas a los pies de Cristo. Hoy no puedo
tocarla pero la disfrute mientras pude. Y así  como con la guitarra, hay muchas cosas que hacia y que hoy me es difícil o imposible hacer, pero las disfrute. Y las disfrute mucho. Así que:

Disfrútalo mientras puedas.